Noticias

Noticias - Octubre 18, 2018 - FITORREGULADORES PARA INCREMENTAR EL POTENCIAL PRODUCTIVO.

FITORREGULADORES PARA INCREMENTAR EL POTENCIAL PRODUCTIVO.

Para entender el uso de los biorreguladores en el cultivo de zarzamora debemos conocer la técnica de producción forzada, que es el uso de prácticas para obtener cosechas fuera de temporada. El procedimiento implica el empleo de los recursos disponibles que van desde genéticos: utilización de porta injertos y variedades de bajo requerimiento de horas frío; culturales: podas, control de riego, nutrición, defoliación y el uso de estimulantes de brotación denominados compensadores de frío. (Guía para la producción forzada en durazno en la zona noroeste de Estado de Morelos, 2010).

La producción forzada de zarzamora en México ha sido más exitosa que en otros lugares debido a que se ha logrado producir fruta en temporadas en las que no se logra en países más fríos; naturalmente factores como el tema edafoclimático intervienen en gran medida. El éxito logrado ha sido gracias a las variedades adaptadas y al manejo que se ha realizado para adelantar la temporada de cosecha, conocido como producción forzada.

LAS HORMONAS VEGETALES Y LOS PROCESOS VEGETALES EN LOS QUE INTERVIENEN. 

Las plantas forman continuamente compuestos hormonales que tienen funciones específicas en su desarrollo y actúan regulando procesos de crecimiento, diferenciación o especialización de tejidos. Además, algunos no solo regulan procesos, sino que también le confieren una capacidad antiestrés y una resistencia inducida a patógenos. Las hormonas vegetales son unas sustancias orgánicas que se encuentran a muy baja concentración, se sintetizan en determinado lugar de la planta y se translocan a otro, que es donde ejercen sus efectos reguladores. (Lluna, 2006)

Las hormonas han sido clasificadas en varios grupos que comprenden a las auxinas, citoquininas, ácido abscísico, giberelinas, etileno, jasmonatos, ácido salicílico, brasinosteroides, poliaminas y strigolactonas. (Kamiya, 2010 citado por Aguilar, Malgarejo y Romero, 2010). Por el contrario, las hormonas sintéticas o fitorreguladores son sustancias orgánicas, con propiedades semejantes o iguales a las hormonas vegetales o fitohormona, obtenidas mediante procesos químicos de síntesis o aislamientos.

Auxinas. Este grupo de hormonas cuyo nombre proviene del término griego y que significa ‘’crecer’’, le es dado a un grupo de compuestos que estimulan la elongación. Esta sustancia esta químicamente relacionada con el ácido indolacético (IAA) que es la forma predominante, aunque se ha visto que existen otras auxinas indólicas naturales en las plantas. (Lluna, 2006)

Los procesos vegetales en los que intervienen son:

• Crecimiento de brotes y frutos.

• Iniciación de raíces.

• División y diferenciación celular.

• Dominancia apical.

• Regulación de la floración.

• Engorde y maduración. 

Citoquininas. Son un grupo de hormonas que estimulan la división celular y el crecimiento de yemas laterales; promueven la movilización de nutrientes hacía las hojas, la germinación de la semilla y desarrollo de los brotes; induce la partenocarpia en algunos frutos, promueve la expansión celular en hojas, cotiledones y produce la conversión de etiloplastos en cloroplastos mediante la estimulación de síntesis en clorofila. También estimula la formación de tubérculos en la patata (Lluna, 2006).

Giberelinas. Son sustancias que provocan efectos sorprendentes en el alargamiento de plantas. Estimulan la división celular tanto de hojas como de tallos, además, estimulan la germinación en semillas e inducen la floración en plantas de día largo cultivadas en época no apropiada. (Lluna, 2006).

Etileno. El etileno es un gas incoloro, es una molécula orgánica con actividad biológica producida por todas las plantas, algunos hongos, levaduras y bacterias. (Srivastava, 2002 citado por Aguilar, Malgarejo Y Romero, 2010) Dentro de sus funciones fisiológicas más investigadas se encuentran las relacionadas con la abscisión de hojas, marchitamiento de flores, maduración de frutos y otros procesos relacionados con el envejecimiento, pues se plantea su participación en la degradación de clorofila y peroxidación de lípidos de membranas. (Santner y Estelle, 2009 citado por Aguilar, Malgarejo Y Romero, 2010).

Con su aplicación se busca influir en las fases, o más aún, en los momentos críticos del ciclo del cultivo que están relacionados con el rendimiento.

USO EN EL CULTIVO DE ZARZAMORA.

• Activación de yemas Después de emergida la primocaña, a la edad de 5 meses aproximadamente, se realiza la poda de los puntos de crecimiento, deteniendo su desarrollo, para iniciar con su proceso de maduración, estimulación y diferenciación de yemas florales mediante la aplicación de productos, normalmente a base de cobre y/o etephon (etileno), a este proceso se le conoce como “sazonada”.

Posteriormente se emplea un defoliante químico, con lo que se provoca la inducción de la dormancia o el “invierno” de la planta.

• Activación de yemas y calidad de cargadores Después de algunas semanas se inicia el proceso de activación, normalmente aplicando reguladores de crecimiento sintéticos para “despertar” la elongación de las yemas. Resulta especialmente importante el hecho de tener la mayor cantidad de yemas brotadas o estimuladas por eso es indispensable que la plata se encuentre en las mejores condiciones para reunir el mayor número de cargadores florales. Productos a base de citocininas en mezcla con ácido giberelico tienen un efecto idóneo en este proceso de inducción o activación de las yemas que serán los cargadores o productores de fruto.

• Regresión y floración Dentro de los cargadores florales detener un crecimiento vegetativo excesivo y promover la brotación lateral de las yemas florales es fundamental, así mismo el tener flores de mayor calidad y promover la misma obteniendo cantidad y calidad de estas. En esta etapa es de suma importancia la utilización de un producto lineal a base de citocininas con un efecto biológico alto.

• Cuajado y crecimiento de fruto El cuajado de los frutos es uno de los eventos fisiológicos más importante en el desarrollo del cultivo. El crecimiento se logra por los procesos de división y alargamiento de sus células, donde el tamaño final es resultado del número total de células que primero deben formarse y luego alargarse.

Compuestos de tipo natural o sintético como las auxinas, giberelinas, etileno, ácido abscísico y citocininas, están directamente relacionadas al resultado que se obtendrá en la regulación del evento que se desea manipular ya que responden al grado de bioactividad presente en cada una de ellas, liberándose la hormona específica y produciéndose la bioactividad necesaria con la cual se obtendrá el resultado esperado

Cada una de las hormonas que se producen en la planta cumplen funciones muy específicas y en ocasiones se requiere de dos o mas de ellas para regular un solo evento, lo cual es primordial para la obtención del efecto buscado; de lo contrario, no se presentará o lo hará de forma muy carente.

PRINCIPALES PRODUCTOS FITORREGULADORES UTILIZADOS EN EL CULTIVO. 

Rooting®

Biorregulador a base de auxinas+citocininas+giberelinas+vitaminas. Biorregulación del sistema radical, puede ser tan importante como la manipulación de procesos aéreos (brotación, crecimiento, pegado, etc.). El sistema radical de todas las plantas es de gran importancia, ya que a través de éste se absorbe agua y elementos minerales, se provee a la planta de fitohormonas que promueven el anclaje y con ello pueden ser un órgano de reserva alimenticia, permitiendo la continuidad del equilibrio biológico del suelo. Así siempre es importante tener y mantener una suficiente cantidad de raíces durante la vida del cultivo para alcanzar la productividad que se requiere en la agricultura comercial de hoy día. Su aplicación se puede realizar desde el establecimiento del cultivo y después de la activación de la yemas o cargadores.

Agromil®Plus

Biorregulador con una alta concentración de citocininas+auxinas+giberelinas de potente bioactividad, convirtiéndolo en una excelente herramienta tecnológica para estimular activamente el proceso de división celular en los tejidos, que se encuentran en dicho proceso, para retrasar senescencia de órganos, estimular desarrollo de brotes laterales, auxiliar en el cuaje de frutos y otros procesos fisiológicos que se conoce están influenciados por las citocininas. Su recomendación se sugiere en la etapa de activación de yemas, en la siguiente etapa de regresión de cargador, en floración y crecimiento de fruto.

Aciggib®

Es un biorregulador simple, que contiene como ingrediente activo ácido giberélico (AG3) una de las hormonas más activas del grupo de las giberelinas que existen para estimular y regular el crecimiento de numerosas especies vegetales como hortalizas, ornamentales, forrajes y frutales. Este producto estimula la división celular y tiene una función crítica en el proceso de alargamiento de las células formadas, por lo que su aplicación es efectiva para estimular la tasa de crecimiento en los órganos de la planta. Se sugiere aplicar en la activación de las yemas en 2 ocasiones con una concentración de 40-50 ppm

Con cerca de 30 mil hectáreas plantadas, el país cuenta con distintas variedades de frutillas entre las que destacan el arándano, la fresa, la frambuesa y la zarzamora, siendo ésta última la más importante del país. Estos frutos se caracterizan principalmente por tener un alto nivel de calidad e inocuidad, además aportan una cantidad considerable de propiedades nutritivas que los hacen ideales para elaborar diferentes productos destinados ya sea para la industria alimenticia, farmacéutica o cosmética. 

Raúl Iván Ortiz

Consejero Técnico Empresarial

Agroenzymas®

Información de Contacto

Dirección

Canaima No.12, Piso 5, Col. La Loma, Tlalnepantla de Baz, Edo de México

www.agroenzymas.com

(+52) 55 5366 7050

info@agroenzymas.com


2012 Agroenzymas ©